COMUNIKALÓ-,PREDICAS,FLAMENCO,CRISTIANO
SI NO TE REGISTRAS NO SENTIRAS LO MISMO JEJEJE



 
ÍndiceCalendarioGaleríaFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
RADIO FILADELFIA
Últimos temas
» Curso de Canto Solfeo y Vocalizacion (Video DVD) Descripcion
Miér Mayo 24, 2017 7:19 am por davidps9

» e-sword el mejor que exciste 2gb de biblias
Miér Sep 23, 2015 12:56 pm por galego

» maj khetane (mas juntos)
Dom Sep 20, 2015 11:57 am por klouder

» Estudio de Antonio de Almoradi
Dom Jul 05, 2015 5:18 pm por polo

» La voluntad de Diossss
Dom Jul 05, 2015 3:53 pm por polo

» SOMOS SEMBRADORES
Dom Jul 05, 2015 3:26 pm por polo

» soy abujas volvemos a actualizarlo todo
Mar Jun 24, 2014 4:50 pm por Siervo_Mx

» ENTREVISTA A MALENI MUJER DE POTITO
Dom Nov 10, 2013 1:22 pm por cholilla

» churri 2013
Vie Jul 12, 2013 2:48 pm por galego

Mejores posteadores
abujas (2435)
 
elcale (1963)
 
borja (1165)
 
teti (1126)
 
turkita_kali (1085)
 
cheika (948)
 
casiopea7 (828)
 
renovacion (750)
 
Mónica (746)
 
CRISTIANAS (713)
 

contador web
Palabras claves
amor dios
Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     
CalendarioCalendario
Sondeo
MIRAME
anuncio

Comparte | 
 

 EL TIEMPO (Recomendado)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Siervo_Mx
moderador
moderador
avatar

Cantidad de envíos : 427
Fecha de inscripción : 31/01/2009
Edad : 29
Localización : Mexico D.F

MensajeTema: EL TIEMPO (Recomendado)   Lun Jul 05, 2010 2:40 pm

Por 52 años mi padre se levantó cada mañana a las 5:30 a.m., excepto el domingo, y se fue a trabajar. Por 52 años estuvo de vuelta a las 5:30 p.m., como reloj, para cenar a las 6:00 p.m.

No recuerdo que mi padre “saliese con los muchachos” o bebase licor. Todo lo que pedía de mi como su hija, era sostener su martillo mientras reparaba algo, para que pudiésemos tener un tiempo para conversar.

Nunca vi a mi padre regresar enfermo del trabajo, ni tampoco tomarse una siesta. No tenía entretenimientos más allá de cuidar de su familia.

Por 22 años, desde que dejé el hogar para ir a la universidad, mi padre me llamó cada domingo a las 9:00 a.m. Siempre estuvo interesado en mi vida, sobre cómo le iba a mi familia, y nunca le oí quejarse de su vida. Las llamadas las hizo aún cuando él y mamá estaban en Australia, Inglaterra o Florida.

Hace nueve años, cuando compré mi primera vivienda, mi padre de 67 años, invirtió ocho horas al día por tres días en el intenso calor de Kansas, pintándola.

No me dejaba pagarle a alguien que lo hiciera. Todo lo que pedía era un vaso de té frío, y que le sostuviese la brocha de pintura para poder conversar conmigo. Pero yo estaba demasiado ocupada, tenía una práctica legal que ejercer, y no podía disponer del tiempo para sostener una brocha o hablar con mi padre.

Hace cinco años, a la edad de 71, otra vez en el sofocante calor de Kansas, mi padre invirtió cinco horas armando un columpio para mi hija. De nuevo, todo lo que pedía era que le llevase un vaso de té frío y le hablase. Pero nuevamente yo tenía ropa que lavar y una casa que limpiar.

Hace cuatro años, mi padre condujo desde Denver a Topeka, con un plantón de árbol, original de Colorado, de ocho pies, en su maletero, para que mi esposo y yo pudiésemos tener un poco de vegetación de allá en nuestra tierra. Yo me preparaba para un viaje ese fin de semana y no pude pasar mucho tiempo atendiendo a papá.

La mañana del domingo 16 de enero de 1996, mi padre me telefoneó como siempre, esta vez desde el hogar de mi hermana en Florida. Conversamos sobre el árbol que me había traído, “El Gordo Alberto”, pero esa mañana lo llamó “El Gordo Oscar” y parecía haber olvidado algunas cosas que habíamos conversado la semana anterior. Como tenía que ir a la iglesia, abrevié y corté la conversación.

La llamada me llegó a las 4:40 p.m., ese día: mi padre estaba en el hospital en Florida con un aneurisma. Tomé un avión de inmediato, y mientras iba en camino, pensé en todas las veces en que no había tomado el tiempo para hablar con mi padre. Me di cuenta que yo no tenía idea de quién era él o cuáles eran sus más profundos pensamientos.

Decidí que al llegar, le compensaría por todo el tiempo perdido y tendría una conversación larga y agradable con él para realmente conocerle. Llegué a Florida a la 1 a.m.; mi padre había muerto a las 9:12 p.m. Esta vez fue él quien no tuvo tiempo para hablar conmigo o tiempo para esperarme. En los años desde su muerte he aprendido mucho acerca de mi padre, y aún sobre mí misma.

Como padre nunca me pidió nada excepto mi tiempo; ahora tiene toda mi atención, todos y cada uno de mis días.

Nos cuesta a veces darle el tiempo precioso a quién realmente se lo merece. Sin duda esas personas no nos niegan el suyo. Vamos hoy a dedicarle tiempo a quien se lo merece.


Os mandé, pues, en aquel tiempo, todo lo que habíais de hacer.

Deuteronomio 1:18.

Acuérdate de los tiempos antiguos, Considera los años de muchas generaciones; Pregunta a tu padre, y él te declarará; A tus ancianos, y ellos te dirán.

Deuteronomio 32:7.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://FreddieGitano.hi5.com
abujas
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 2435
Fecha de inscripción : 19/11/2008
Edad : 41

MensajeTema: Re: EL TIEMPO (Recomendado)   Mar Jul 06, 2010 1:57 am

guau!! yo quiero ser un papa asi...


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://comunikalo.1forum.biz
 
EL TIEMPO (Recomendado)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» yo, (mirar con precaucion), no recomendado para menores de 18
» Cuestion de tiempo,Cuestion de Gusanos." Wolverine Blues" EMTOMBED
» YOUNG FRESH FELLOWS -> "Tiempo de Lujo" (2012)
» (Recomendado) Aplicación para hacer capturas de pantalla
» ¿POR CUANTO TIEMPO SE PUEDE CONSERVAR UN PASTEL EN LA NEVERA?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
COMUNIKALÓ-,PREDICAS,FLAMENCO,CRISTIANO :: TUS REFLEXIONES-
Cambiar a: